Page 15 - GF_59
P. 15

por la mañanita parisina. Por las ventanillas se
          apreciaban preciosas vistas de la región picarda en un
          suave atardecer.

          Noyelles-sur-Mer es un pequeño pueblo de menos de
          mil habitantes y casas desperdigadas pero que cuenta
          con la estación SNCF en la que nos apeamos y junto a
          ella una estación del Chemin de Fer de la Baie de
          Somme en la que se hace el cruce de circulaciones de
          este pequeño tren de vía métrica objetivo primero de
          nuestro viaje. La estación tiene una placa giratoria,
          una aguada y un cambio triple con un sabor ferroviario
          clásico inolvidable. Como el hotel estaba en el vecino
          pueblo de Saint-Valery-sur-Somme (2600 habitantes)        Entrada a Paris St Lazare // Foto: Roberto Valero Castaño
          hicimos el trayecto en un autobús disfrutando de un
          paisaje de un verde exultante con agua por todas par-
          tes.

          Saint Valery es un pueblo muy bonito, de los que en
          España llamamos “con encanto”, en la misma
          desembocadura del río Somme. También tiene
          estación (de término y de cruce) de ChFBS con placa
          giratoria y aguada. Desde aquí se organizan las
          circulaciones hacia los dos extremos de la explotación:
          Cayeux al sur de la bahía y Le Crotoy en el extremo
          norte de la misma.

          Así las cosas, esta venerable cofradía  del sufrido
          peregrinar ferroviario se dispuso el domingo día 30 de
          septiembre   a disfrutar con las circulaciones del
          ChFBS. Bien cenados y dormidos de la noche anterior,
          y bien desayunados, nos dirigimos en grupo y por
          separado (que de todo hubo) a olisquear, escrutar y
          fotografiar todos y cada uno de los rincones del                Paris Gare du Nord // Foto: Juan Santos Calderón
          tinglado trenero. ¡Una maravilla! A las 11:00h el silbato
          anunció la puesta en marcha del convoy en sentido Le
          Crotoy.

          La composición que nos llevó desde St. Valery hasta Le
          Crotoy, en el extremo norte de la bahía, estaba
          remolcada por una “vaporosa” 031 Buffaund-Robatel
          nº 3714 del año 1909 con furgón de mercancías y tres
          coches (de ejes) de madera, con balconcillo y
          ventanillas con correa de cuero para subirlas. La
          distancia recorrida es de catorce kilómetros y el viaje
          tiene una duración de una hora, incluyendo la
          maniobra de cruce en Noyelles con un tren que viene
          en sentido contrario desde Le Crotoy. A las 12:00,
          llegados a Le Crotoy y tras apreciar su estación con
          talleres, foso, aguada, edificio de viajeros y tinglado
          de mercancías, fuimos al centro del pueblo (que no es
          tan bonito como el otro, pero la vista de la bahía es
          mucho más espectacular) para buscar una humilde
          marisquería donde pudiéramos reponer fuerzas tras la
          dura mañana oliendo a carbonilla y haciendo fotos,
          fotos, fotos y muchas fotos. ¡Qué horror! ¿Más
          marisco? No, no, no, no, por favor.
          Para los amantes de los datos he de decir que el
          ChFBS tiene en servicio seis furgones, veintisiete
          coches (uno restaurante) que incluyen de ejes y de
          bogies, siete tractores diésel (uno de ellos originario
          de Ferrocarriles de la Generalidad de Cataluña) y seis
          locomotoras de vapor fabricadas entre 1889 y 1921
          con rodajes 030,130,031 y 230.                        Locomotora nº 101 en Le Crotoy // Foto: Juan Santos Calderón


                                                                                                        GF 59 - 15
   10   11   12   13   14   15   16   17   18   19   20