Page 5 - GF_51
P. 5

Efemérides ferroviarias







         La portada de nuestro boletín anuncia la buena nueva:  estrechamente ligado a la llegada del ferrocarril a esos
         el "trenet de La Marina" cumple 100 años. Y por ello, no  territorios. Tanto da, en aquellos años, que fuese ferro­
         podemos más que alegrarnos.                          carril de vía ancha o ferrocarril de vía estrecha; siempre
                                                              era más rápido y eficaz que el caballo, la mula o el des­
         El día 11 de julio de 1915, llegaba a Dénia el primer tren  plazamiento a pie.
         procedente de Alicante, señalando la puesta en servicio
         del esperado enlace por ferrocarril entre Murcia, Alican­  Por ello, este número de nuestro boletín lleva consigo un
         te, Dénia, Gandía, Carcaixent y Valencia. Aunque no  cántico de celebración, para desearle al "trenet" larga
         representaba una conexión directa, la sensación agridul­  vida y que cumpla 100 años más, aunque nosotros, en
         ce por no haber conseguido construir un ferrocarril de  este caso, dudo que lo veamos.
         ancho ibérico, como se pretendía inicialmente, quedó
         ampliamente superada por la satisfacción de que ese re­  Lamentablemente, tampoco debemos olvidar que este
         volucionario medio de transporte consiguiese, por fin,  año se cumplen 30 de los cierres masivos de líneas que
         vertebrar la comarca de La Marina, unir sus ciudades y  llevó a cabo el Gobierno de España a partir del 1 de ene­
         puertos con las capitales de provincia y darle una salida  ro de 1985. La falta de inversiones, el poco o nulo interés
         al resto del territorio nacional, tanto a sus gentes como a  político en mantener vivas unas conexiones que luego,
         sus productos artesanos.                             con el paso de los años, se ha demostrado que hubiesen
                                                              seguido teniendo su razón de ser, dieron al traste con
         Unos meses antes, el 28 de octubre de 1914, el ferroca­  miles de kilómetros de ferrocarril que hoy tendrían un
         rril había llegado a Altea, uniendo esta población con  uso estratégico para tráficos de mercancías, como la
         Benidorm, La Vila Joiosa, Campello y, sobre todo, Ali­  Ruta de la Plata, el Valladolid ­ Ariza o el Lorca ­ Baza ­
         cante.                                               Guadix, especialmente este último para mantener vivo el
                                                              viejo proyecto del corredor Mediterráneo, del cual se
         Si cometemos el error de mirarlo con los ojos de ciuda­  pretendía que formase parte la línea Alicante ­ Dénia,
         danos del siglo XXI, quizá pongamos en tela de juicio la  como nudo del gran enlace ferroviario que, a la postre,
         exagerada euforia de nuestros ancestros en el momento  se pretendía que uniese Orán con París ¡Oh, la, la! que
         en que se puso en servicio el ferrocarril Alicante ­ Denia.  mal se han hecho las cosas en nuestro país, ferroviaria­
         Pero si intentamos verlo con los ojos de los habitantes  mente hablando.
         de la provincia de Alicante de principios del siglo XX,
         quizás seamos capaces de contagiarnos de esa alegría.  Pero El Guardafrenos no está para lamentaciones y, por
                                                              ello, este número 51 viene repleto de artículos muy inte­
         En 1914, la comarca de La Marina no disponía de carre­  resantes, que rezuman historia y, por ende, toneladas de
         teras; los caminos que cruzaban las montañas que la  vapor por todas partes, comenzando por la propia por­
         rodean eran estrechos y sinuosos, en muchas ocasiones  tada, con esa foto "cañón" del aficionado británico Ernie
         no eran, ni tan siquiera, caminos de herradura. Práctica­  (Colin) Brack, que amablemente nos la ha cedido. De
         mente era más fácil y rápido transportar cualquier   ahí, también, que haya escogido la foto que acompaña a
         materia prima desde Denia o Calpe hasta Alicante en  esta introducción, en la página de la izquierda, del socio,
         barco, que no aventurarse por esos caminos, donde el  colaborador y buen amigo Juan Santos, tomada a la sa­
         viaje se contaba por días, incluso semanas, corriendo el  lida de uno de los tuneles del ferrocarril del Vivarais, en
         riesgo de llegar justo con lo puesto, o no llegar, si el via­  Francia, objetivo del viaje de la asociación en este año
         jero tenía la mala fortuna de encontarse con un grupo de  2014; una imágen vale más que mil palabras. Y no des­
         bandoleros y asaltadores de caminos.                 merece tampoco la foto de Roberto Valero en la página
                                                              2, tomada en ese mismo ferrocarril. Todas con un tema
         Y vete aquí que un medio de transporte revolucionario y  común: vapor (el opio de los aficionados al ferrocarril)
         moderno como era el ferrocarril, ofrecía la posibilidad
         de ir, ida y vuelta, desde Denia a Alicante, o viceversa,  Os invito a disfrutar de las 60 páginas, 11 artículos y 116
         en el mismo día. Incluso, apurando un poco, cambiando  fotos que contiene este número de nuestro boletín, con
         de tren en Dénia, y luego en Carcaixent, se podía alcan­  noticias del devenir de nuestra asociación; novedades en
         zar la ciudad de Valencia en menos de 24 horas ¡¡Había  Renfe y Adif; celebraciones en FGV; entrevista al Direc­
         llegado el progreso a una de las comarcas más deprimi­  tor Gerente de Ferrocarrils; la crónica del viaje a Lyon;
         das de la provincia de Alicante!! Y sin riesgos de asaltos.  la historia centenaria de nuestro "trenet"; arqueología
                                                              ferroviaria; memorias desde la barrera; las locomotoras
         A pesar de que en este país nuestro, cuesta celebrar ofi­  del FCATvv; nuestro Ferroviti, hablándonos de seguri­
         cialmente cualquier efeméride relacionada con el     dad; y un furgón de cola diferente, para cerrar.
         ferrocarril, que no sea la llegada de la alta velocidad (si
         no, que nos lo digan a nosotros; cuantas "pegas" e in­  Espero que disfrutéis de su lectura, tanto como he dis­
         convenientes nos encontramos por el camino cuando    frutado yo uniendo todas las piezas, para crear un nuevo
         celebramos los 150 años del ferrocarril Madrid ­ Alican­  ejemplar de El Guardafrenos.
         te...), es innegable que el progreso de un pueblo, ciudad,
         comarca o nación a principios del siglo XX, estaba muy                        Francesc Sabaté Villaret

                                                                                           E El l G Gu ua ar rd da af fr re en no oS S ­ ­ 5 5
   1   2   3   4   5   6   7   8   9   10