HISTORIA DE LA A.A.A.F.

 

 

 
    Nuestra historia

 

 

En Alicante, se encontraban por primera vez José Daniel Hernández, Juanjo Forner, Luis Berenguer y José Vicente Coves, cuatro personas a las cuales ya unía, antes de conocerse, la afición al ferrocarril. Ellos fueron el embrión de lo que hoy es la Associació Alacantina d'Amics del Ferrocarril.

Todo empezó en el año 1982, José Daniel asistía como observador a un congreso de la Federación Española de Amigos del Ferrocarril que se celebró en Valencia. Allí le comentaron que había alguien en Elche muy interesado en el tema ferroviario, un tal José Vicente. A su regreso a Alicante, José Daniel, que por aquel entonces era maestro en un colegio de Elche, se puso en contacto con José Vicente.

Por otro lado, Juanjo había ido a la Librería Internacional a buscar unos cuadernos de modelismo ferroviario. Allí le comentaron que en Valencia existía una asociación de amigos del ferrocarril. Se fué a Valencia en coche. El local de la asociación era la copia de un compartimento de coche 5.000, tapizado con moqueta. Hablando con los socios, le comentaron que había alguien de Alicante por allí, que se había "apuntado" a una excursión a Paterna. Era José Vicente. Éste le habló de José Daniel.

El último miembro del "cuarteto", Luis Berenguer, apareció a raíz de un comentario que le hicieron a José Vicente en la tienda de Mecamodel, en Elche, donde le pusieron en contacto con Luis.

En una ocasión y después de verse varias veces, los cuatro se desplazaron en coche a Denia para viajar en el tren especial "Limón Exprés" entre Denia y Calpe que había organizado la asociación de La Marina, con motivo del centenario de la línea de Carcagente a Denia, a instancias de Vicente Ferrer, que era conocido de José Vicente. A Vicente Ferrer le encontraron pegando carteles del viaje conmemorativo en el tren. Les invitó a ver la colección y el local de la asociación, que se encontraba en una antigua casilla de vías y obras del ferrocarril Alicante- Denia. Fué durante este viaje, que tomaron la decisión de fundar una asociación alicantina de amigos del ferrocarril. Ésta nace, oficialmente, en 1983.

     

El primer problema fue la falta de local. Al principio se reunían en la casa de alguno de ellos. Más adelante, los domingos por la mañana, como ya se ha comentado, comenzaron a reunirse en la cafetería de la estación. También se subían a los trenes o charlaban en los bancos de los andenes. Unos meses más tarde, Antonio Verdú, cuñado de Juanjo Forner, les prestó el taller de su propiedad y comenzaron a reunirse los sábados. Poco a poco, iba aumentando el número de contertulios, aunque no eran "socios" propiamente dichos, ya que, por aquel entonces, no se cobraban cuotas ni había un registro. Con la creación de la asociación, vió la luz por primera vez, con medios ciertamente precarios, el boletín informativo, que se bautizó como "El Guardafrenos".

A pesar de contar solamente con 10 ó 15 socios, decidieron organizar un tren conmemorativo para celebrar el Centenario de la inauguración de la línea Alicante-Murcia en mayo de 1984.

Tuvieron que ir a Valencia muchas veces, mandar muchas cartas, solicitar muchas ayudas... En una reunión de asociaciones de amigos del ferrocarril, en Reus, hablaron con Jaume García Circuns, que era por aquel entonces el encargado de los viajes a vapor de la Federación de Asociaciones y de RENFE. Por otro lado, Luis Berenguer, que trabajaba en la CAM, consiguió que ésta se interesara en el proyecto y se hiciese cargo de la publicidad. A través del Sr. Gil y del Sr. Moreno Sáez, consiguieron organizar una serie de proyecciones de películas, como parte de los actos conmemorativos del centenario. A parte, se montó una exposición, se escribió un libro del centenario y, finalmente, circuló el tren conmemorativo traccionado por una Mikado 141F que se había trasladado desde Lérida. El tren estaba compuesto de 10 coches, que se llenaron a rebosar. Incluso llegó a presentarse más gente de la prevista. El propio director de la entonces 4ª zona de RENFE también viajó en el tren, que salió de Benalúa el 13 de mayo de 1984. Todo este trabajo valió la pena, ya que a la entonces incipiente asociación le quedaron ¡250.000 pesetas de beneficio!.

     
   

A raíz del tren conmemorativo y de los contactos que se consiguieron con la RENFE, el cierre de Benalúa tuvo una ventaja para la asociación: la gerencia de la 4ª zona autorizó a que la asociación pudiese utilizar un local, que era el denominado "cuarto de los sindicatos", para poder reunirse. Había ya "veintitantos" socios. En el nuevo local se pudo habilitar una biblioteca y construir una maqueta. Cuando los sindicatos, finalmente, se mudaron a Alicante Término, el local quedó a la entera disposición de la asociación, hasta que RENFE declaró que el edificio estaba ruinoso y no reunía las mínimas condiciones de seguridad y tuvo que pedir a la asociación que buscase otro local. Ahí comenzaron los contactos para poder utilizar el muelle de Torrellano, en estado de abandono y que, a la postre, se ha convertido en la sede actual de la Asociación, después de varios años de trabajos para rehabilitar el muelle.

     
  Este edificio de 1884 se encontraba en estado semi-ruinoso y era utilizado como trastero y archivo de la estación. Pese al deprimente panorama, los miembros de la Asociación deciden acometer la arriesgada tarea de convertir el muelle en la futura sede y a la vez Colección Museográfica del Ferrocarril en Alicante. Con unos medios muy precarios comienza la restauración el día 23 de julio de 1994. Dado que la situación económica de la Asociación no podía sufragar semejante obra, serán los mismos socios los que realicen los trabajos con materiales adquiridos a precio de saldo en unas ocasiones y prestados en otras.
Además de la restauración del edificio nos rodeábamos de importante material ferroviario que formaría parte de la Colección Museográfica, como el Tractor de maniobras de la Junta de Obras del Puerto de Alicante, el remolque de tranvía de Alicante, el tractor de las salinas de Torrevieja, etc. Material que también tenía que ser restaurado y colocado en un lugar digno para ser expuesto.
Cuatro largos años fueron los necesarios para restaurar completamente el muelle cuyo esfuerzo, que sin duda cabe, han valido la pena.
     
    Inauguración oficial de la nueva sede de la A.A.A.F.

Parecía que no, que todavía faltaba mucho desde aquella asamblea en el mes de enero, en la cual se anunció la inauguración oficial. Pero, poco a poco, el tiempo inevitablemente iba pasando. Algunos comenzaban a pensar en el desastre en que podría convertirse la misma si no se hacía nada. De esta manera, nos plantamos en aquella tarde del sábado, 31 de mayo, en la que se produjo una "apertura" parcial (sólo para socios), por acuerdo previo de la junta directiva.

Llegó el atroz verano y, con éste, el calor y los viajes, que se sustituyeron con las ganas de trabajar. Así y todo, metidos en el mes de agosto, unos cuantos "locos", se liaron a poner bordillo, con el objetivo de asfaltar posteriormente. Llegó el mes de septiembre y nos entraron las prisas. Así pues, distribuimos el trabajo. Unos cuantos se encargaron del adecentamiento del interior del muelle; otros, de los exteriores, unos pocos más, del tractor Deutz ex Salinas de Torrevieja, cedido por el Ayuntamiento de San Juan.

Entrados en el mes de octubre comenzó la campaña publicitaria: carteles, entrevistas en radio y televisión, periódicos, invitaciones a políticos, etc. En cuanto a trabajos, se asfaltaron los exteriores. El tranvía quedaría como tarea pendiente, por motivos económicos, técnicos y de tiempo. La semana antes de la inauguración, la concejalía de limpieza de Elche ordenó realizar la limpieza en el interior del muelle a una empresa privada. También se contrató una cuba para verter hormigón en la acera. Y... casi sin darnos cuenta, llegó el gran día.

El sábado por la mañana, algunos acudieron a la sede para dar los últimos retoques, siempre tan necesarios. Por la tarde, a partir de las 16 horas, comenzaron a llegar los socios, casi mayoritariamente con traje y corbata (¡La ocasión bien lo merecía!). A esa hora llegaron algunos colegas murcianos para estar presentes en el acto. Mientras tanto, se instalaba el equipo de megafonía y se colocaba la bandera sobre la placa para su posterior descubrimiento. Media hora después, lo hacían los policías de trafico para controlar la entrada y salida de vehículos, cuando se pensó en bajar la barrera, pero, cuál seria nuestra sorpresa cuando observamos que no lo hacia completamente, debido a que golpeaba con la tongada de hormigón que conforma la acera. En fin, que hubo que ponerse a picar y el problema quedaba rápidamente resuelto. A las 17 horas comenzó a llegar la gente y, con ella, los invitados importantes. Los actos comenzaron con el discurso de agradecimiento del presidente de la Asociación, Manuel Pérez, continuó con unas palabras de la concejala de Educación de Elche, Encarna Marco y finalizó con unas emotivas palabras del presidente de la Diputación de Alicante, Julio de España, que descubría la placa poco después. Seguidamente, la junta directiva acompañó a estas personalidades (también figuraba el vicepresidente de la Diputación, Miguel Valor) en la visita a las instalaciones, explicando su contenido. Una vez finalizada ésta, pasó el público en general, mientras se servía un vino de honor a aquéllas por parte de unos camareros de nuestros vecinos, la empresa de catering Eurest ubicada al lado de la Asociación.

El muelle se llenó al completo. Los visitantes curioseaban entre las fotografías, piezas y objetos ferroviarios, las maquetas; echaban un vistazo a los vídeos que se proyectaban... Y, de esta manera, pasó la tarde, casi casi sin ser conscientes de ello; de tan felices como estábamos nos sentíamos como en una nube, orgullosos de cómo habían salido las cosas y, dichosos ¿por qué no decirlo?, de que, a partir de ahora se acabará lo de "la asociación del pico y la pala”.
     

 

 

Propiedad de la Associació Alacantina d'Amics del Ferrocarril, prohibida toda reproducción. Aviso legal

Muelle de mercancías de la estación de RENFE de Torrellano - Apartado de Correos nº 4.096 03320 Torrellano - Elche